• Clínica Sampayo

El cólico del lactante: ayuda para padres

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se conoce como cólico de los tres meses, cólico infantil, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases.


Generalmente se describen como “episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado”.



¿A qué se debe y cuánto tiempo pueden durar?


En realidad se trata de un espasmo o contracción dolorosa del intestino que básicamente se deben a la inmadurez del aparato digestivo del bebé. Solo en un 5% de los casos existe una causa orgánica demostrable. Es más frecuente en el primer hijo y en hijos de fumadores.

Suelen aparecer entre los quince días y los tres-cuatro meses de vida; una vez pasado este tiempo suelen desaparecer. La máxima incidencia se encuentra hacia las 6 semanas de vida y ocurre aproximadamente en el 40% de los lactantes.

¿Cómo sé que es un cólico?


Es posible que al principio pensemos que quizá tenga hambre, sueño, esté mojado… Sin embargo, los síntomas más característicos del cólico son fuertes y repentinos llantos con movimientos de piernas y continuos intentos de empuje, siendo más notables a última hora de la tarde. Los bebés adoptan una posición característica: acercan las piernas hacia la tripa y hacen fuerza con ésta, aprietan los puños, se les pone la cara roja...

Estos episodios pueden durar minutos u horas. Durante este tiempo el bebé suele tener además dificultades con la deposición, con el eructo y, como consecuencia de estas molestias, también problemas para quedarse dormido.




¿Algo que pueda hacer?


En Clínica Sampayo trabajamos con técnicas de masaje suaves de Fisioterapia y Osteopatía específicas sobre todo el aparato digestivo a fin de dar mayor elasticidad y relajación a la musculatura lisa de todo el aparato digestivo, mejorar la circulación sanguínea en la zona abdominal y la movilidad de los órganos entre sí. Por lo general, con 2-3 sesiones conseguimos mejorar de una manera natural todas las funciones relacionadas con la alimentación, asimilación y eliminación de residuos del bebé (mejorando el tránsito intestinal, la evacuación de las heces y los gases…). Así aumenta además su bienestar general, con mayor calidad y cantidad de sueño, tanto para el bebé como para los padres.

Incluso en caso de que el bebé no sufra (o no lo haga demasiado) por los cólicos, estas técnicas le ayudarán con la deposición y los gases.


Además os enseñaremos para que podáis hacerlo en casa junto con unos fáciles "ejercicios-estiramientos".



Por otro lado, los estudios indican que, en caso de estar dándole el pecho (mantener la lactancia materna), una dieta hipoalergénica de la madre podría resultar eficaz en el alivio de los cólicos del bebé, siempre bajo asesoramiento de un especialista para evitar carencias nutricionales en la madre. De modo que ésta es otra vía potente e interesante a tener en cuenta si tu bebé sufre los temidos cólicos.


En Clínica Sampayo estamos para ayudaros, no dudéis en consultarnos para poder daros indicaciones o derivaros al especialista correspondiente si fuera necesario. No estáis solos!


*imagen tomada de aquí

Centro Inscrito en el Censo de Sanidad de la Comunidad de Madrid