• Clínica Sampayo

Bruxismo y dolor de mandíbula

Se conoce comúnmente como rechinar los dientes o apretar los dientes superiores con los inferiores de manera involuntaria y muchas veces inconsciente.

Actualmente el bruxismo es común en nuestra sociedad como reflejo de las tensiones diarias que sufrimos, afectando a un 10-20% de la población, tanto a adultos como a niños. Es de noche cuando nuestro cuerpo, en un intento de relajarse, desconectar y reparar, puede sacar a la luz dichas tensiones y frecuentemente lo hace a través de la musculatura de la mandíbula. Sin embargo, puede manifestarse tanto de día como de noche.


Los maseteros o músculos masticatorios son los más afectados y, la presencia de contracturas en los mismos da lugar a dolor referido en distintas áreas de cabeza y cuello, así como a facilitar la aparición de contracturas en otros músculos vecinos. A su vez, esas contracturas aumentan la tensión de los músculos de la mandíbula y, de este modo, el círculo vicioso está establecido. Hay que recordar que esta musculatura es de vital importancia y uso diario para masticar, tragar, hablar, respirar…


El bruxismo puede provocar o facilitar determinados síntomas asociados, como:

· Dolor mandibular

· Dolor de oído e incluso tinitus (pitidos o zumbidos)

· Problemas en la articulación temporomandibular (ATM)

· Dolor de cabeza y/o cuello (os remitimos al post “¿Tu dolor te trae de cabeza?”): existen numerosas cefaleas asociadas a trastornos en la ATM

· Aumento de la tensión muscular y psicológica (ansiedad...)

· Sensibilidad dental al frío, al calor y a los alimentos dulces

· Desgaste en piezas dentales

· Trastornos alimenticios y debilidad/cansancio al masticar alimentos duros

· Insomnio o dificultades para conciliar el sueño o tener un sueño profundo y reparador


En Clínica Sampayo, gracias a distintas técnicas de Fisioterapia, podemos incidir en muchos de los componentes responsables de la sintomatología asociada al bruxismo:

- Tratamiento de la musculatura masticatoria: a fin de relajar, tanto por vía interna con técnicas intrabucales o bien por vía externa a través de masajes o de la eficaz técnica de la punción seca.



- Tratamiento de la ATM (Articulación Témporo-Mandibular): para descomprimir o liberar presión del disco articular, normalizar la tensión entre ambas articulaciones…

- Relajación de las tensiones de distintas estructuras craneales: reequilibrio y movilización de fascias, articulaciones, nervios/terminaciones nerviosas y musculatura de cráneo y cara, como el músculo temporal (altamente implicado en problemas de bruxismo y con dolor referido hacia distintas zonas de la mandíbula como se puede ver en la imagen). Para ello usaremos técnicas de energía muscular, de osteopatía craneal, estiramientos, liberación miofascial…


- Automasaje y estiramientos: asimismo, una parte importante para rebajar la tensión de la zona son los ejercicios que nuestros Fisioterapeutas te pueden enseñar y podrás realizar fácilmente en casa.

- Como parte del tratamiento domiciliario, decir que también existen férulas de descarga para evitar el desgaste dental, lo cual es importante pero, no obstante, no solucionan el problema ni van a tratar las causas.


Conviene tener en cuenta que también se pueden producir alteraciones dentales asociadas, encías inflamadas… que deberían ser valoradas por un profesional competente, así como determinar si existen problemas de oclusión o mordida que pueden estar perpetuando la tensión de la musculatura que antes mencionábamos.


En caso de padecer de estas incómodas molestias, te animamos a que vengas a consultar tu caso con nuestro equipo de Fisioterapeutas y Osteópatas para poder aconsejarte u orientarte lo mejor posible.

Centro Inscrito en el Censo de Sanidad de la Comunidad de Madrid