• Clínica Sampayo

¡Posturas al sol! o cómo tomar el sol de manera saludable para tu espalda

En esta época del año, cambiamos nuestras rutinas del día a día por la playa y la piscina. En muchas ocasiones, esto se traduce en una reducción del ejercicio físico y de las conductas saludables. Es por eso que desde la Clínica Sampayo queremos darte consejos sobre cómo tomar el sol de manera saludable y así evitar posibles molestias de espalda.


Boca arriba:

Ten en cuenta la posición de tu cabeza: si al tensar el cuello ves que tu barbilla se levanta, entonces conviene que lleves un cojín a la playa para colocártelo debajo de la nuca.

Por otro lado, si notas que tu espalda se arquea en exceso, flexiona un poco las rodillas o coloca algo bajo las mismas para que la zona lumbar se relaje. Además, esta posición es ideal si quieres trabajar el abdomen y suelo pélvico mientras tomas el sol. Después de permanecer un rato en esta posición, lleva las 2 rodillas al pecho y gira suavemente el cuello a un lado y otro para relajar la musculatura.


Boca abajo:

En esta posición, se aumenta la curva lumbar y en ocasiones puede aparecer molestia o dolor en esa zona. Si es así, evítala en la medida de lo posible y sigue estos consejos: separa ligeramente las piernas para quitar tensión a la espalda y contrae tu abdomen de manera que tu pubis haga una leve presión contra la toalla. Esto hará que la zona lumbar se mantenga con una curva suave y tu musculatura abdominal esté activa.

Para mantener la alineación en el cuello, pon las palmas de las manos sobre la toalla y la frente apoyada sobre el dorso, de este modo tu mirada queda hacia la toalla y no se fuerza tanto la zona cervical. Estira cada cierto tiempo sentándote sobre tus talones y estirando los brazos hacia delante.


Posición de esfinge o sobre los antebrazos:

Para no dañar tu espalda contrae tu abdomen y glúteos suavemente, además de mantener los omoplatos (las famosas “paletillas”) separados entre sí y hacia abajo para mantener los hombros lejos de las orejas.


Sentado:

Cuando estés sentado en la toalla intenta evitar que la espalda este en posición de "c", es decir, no te curves hacia delante.

Para evitar esto, una opción es ponerte con las piernas cruzadas o posición de indio. Así te será más fácil mantener la espalda recta, los hombros relajados pero evitando que caigan hacia delante y el abdomen activo para no forzar la lumbar. Con las piernas estiradas o semi-estiradas y apoyo de las manos en la arena (hacia atrás), vigila para seguir manteniendo los hombros relajados y la columna erguida.


Con estos consejos conseguirás mantener tu musculatura postural activa, pero no olvides cambiar de postura cada media hora y hacer los estiramientos básicos que te proponemos en nuestro blog.


Y, lo más importante de todo, ¡disfruta, descansa y cuida tu cuerpo-mente! ¡¡FELIZ VERANO!!



Centro Inscrito en el Censo de Sanidad de la Comunidad de Madrid